La espera desespera

Un gran dilema entre los jóvenes hoy en día es la ansiedad por tener un noviazgo, pareciera que esperar no es algo que merezca ser considerado. En el mundo del click, de todo inmediato, nadie quiere esperar

Un gran dilema entre los jóvenes hoy en día es la ansiedad por tener un noviazgo, pareciera que esperar no es algo que merezca ser considerado. En el mundo de desenfreno nadie quiere esperar. Queremos relaciones sentimentales listas para ser vividas, no queremos construir algo a largo plazo. El #YOLO es la regla y no medimos la importancia de nuestras decisiones.

Hay dos tipos de persona en cuanto a la espera sobre el noviazgo:

  1. Los que se desesperan por tener una pareja ya, y no pueden esperar y se van con la primera persona que pasa por frente suyo
  2. Los que esperan demasiado y les va dejando el tren, el avión, el autobús, la bicicleta.

Los desesperados no miden la importancia de la decisión, piensan que no importa como es la otra persona el algún momento le va a cambiar, grave error, porque esto nunca sucede.

Los pasivos se ponen tan pretenciosos e indecisos que aun teniendo a una gran persona frente a ellos no lo ven, porque piensan que quizá van a encontrar algo mejor en otro lugar y desaprovechan lo que Dios les está dando. Ouch.

Para nuestros estudios académicos, nos preparamos; para cambiarnos de casa, nos preparamos; para un partido de fútbol nos preparamos. ¿Por qué no nos preparamos en nuestra vida sentimental?

Tengo un par de preguntas para ti, que estás buscando una relación sentimental

  1. ¿Buscas una relación para besarte o para crecer?
  2. ¿Es más lo que ganas o lo que pierdes?
  3. ¿Es necesario empezar una relación hoy?

 

Escrito por: Jimmy Sarango & Nelson Cabrera

www.jimmysarango.com

 

 

Comentarios
Por | 2017-06-30T14:51:41+00:00 30 junio, 2017|Vida Diaria|

About the autor:

Soy un joven al servicio de los jóvenes. Disfruto aprender y compartir con otros las lecciones que Dios me ha permitido vivir. Soy músico aficionado, fotógrafo improvisado y bloguero por gracia de Dios.