La diferenciación es la clave de un emprendimiento

Luego de artículos anteriores donde he hablado del emprendimiento desde la perspectiva la fe – lo cual, a decir verdad, es lo que me llena y da sentido a lo que hago porque la conciencia de Jesucristo en mi vida es lo que me sostiene -, vuelvo ahora a escribirte desde una perspectiva técnica.

El mercado en el que se encuentren los posibles clientes de un nuevo negocio es complejo, por el hecho de que tales clientes tienen cada vez más acceso a información rápida y oportuna sobre variedad, precios, condiciones, producto de la difusión de internet y las tecnologías que lo explotan.

El asunto del acceso cada vez mayor a la información por parte de los posibles clientes en un mercado determinado, no es de menor importancia porque esa realidad está haciendo de la actividad emprendedora una cuestión cada vez más difícil y compleja, dado que el mercado ya no espera “más de lo mismo y cada vez mejor” sino que reclama “innovación”, en términos de modelos de negocio diferentes que generen experiencias diferentes.

Los emprendimientos que llegan a acelerarse más rápido y con mejores resultados, son aquellos que han encontrado un “modelo de negocio” que se ha percibido como “diferente” por sus segmentos de clientes, en uno o más de sus componentes. Por ejemplo, algunos casos:

  • emprendimientos que ofrecen productos y/o servicios que no son nuevos para el mercado, pero lo hacen a través de canales totalmente innovadores para esos productos y/o servicios ya conocidos;
  • otros han innovado en su propuesta de valor a través de aliados estratégicos que les han sumado conocimientos o experiencias diferenciales;
  • otros emprendimientos se diferencian en su mercado por la forma con que se relacionan con sus segmentos de clientes.

Es importante no perder la vista, en ningún momento, del modelo de negocio, cambiando en el mismo las hipótesis que sean necesarias – y las veces que sean necesarias – para mantenerlo diferencial en el mercado, de lo contrario muy difícilmente el emprendimiento en cuestión superará los 3 a 4 años de vida.

Nuevamente, emprender es de valientes pero es posible lograrlo si sigues el proceso correcto y para ello te animo a leer el artículo “seguir el proceso para lograr la meta”.

Gracias por tu seguimiento y, si lo deseas, puedes descargar los audios de las entrevistas en la página de la radio, en la sección HCJB En Casa (aquí el link).

 

Fernando Sánchez G.
FS & ASOCIADOS INNOVACIÓN ESTRATÉGICA
Web: www.fsasociados.biz
Teléfono: 02 3325630

Facebook: FS Asociados Innovación Estratégica
Mail: fernando@fsasociados.biz

Comentarios
Por | 2017-09-08T10:46:02+00:00 8 septiembre, 2017|Economía|

About the autor: