Informe a la Nación de Rafael Correa enmarcado en el terremoto

El presidente Rafael Correa volvió a llorar. Según sus palabras es la quinta vez que lo hace en un evento público oficial.

Las lágrimas fueron provocadas por una niña: Nayely, que cantó una parte de Tejedora Manabita. El Jefe de Estado inició su discurso con un mensaje para Manabí y Esmeraldas, las dos provincias más afectadas por el terremoto de 7.8 grados en escala de Richter del pasado 16 de abril.
Antes de su discurso hubo una interpretación artística. Raymundo Zambrano narró en verso la noche del terremoto. Hubo un ambiente de reflexión entre los asistentes. Luego, entonaron la canción Manabí el Trío Pambil con Claudia Oñate.
El momento más emotivo llegó cuando la niña Nayely cantó Tejedora Manabita junto con los hermanos Mera. En ese momento, la cámara de televisión captó los ojos del Jefe de Estado que estaban rojos y con lágrimas.

Quien lloró abiertamente fue Suad Manzur, superintendente de Compañías.

La emoción del Mandatario lo llevó a levantarse abrazar a la niña que vestía prendas típicas de Manabí y lució el sombrero de paja toquilla que caracteriza a esta provincia.

Incluso en la decoración del salón del Pleno Nela Martínez se observó el arte costeño.

Está decorado con chavelas, kalanchoes, helechos enanos, aves del paraíso, paja toquilla, palma africana, entre otras flores y plantas representativas de ambas provincias.

Además, la decoración estará a cargo del reconocido artesano manabita Kleyder Pachay, quien fue el primero en obtener la autorización de uso de las denominaciones de origen y premiado por la Unesco por su labor artesanal de sus sombreros.

En el número artístico también participaron Roosvelt Valencia, grupo Taribo y Benjamín Vanegas que hicieron alusión a los destrozos del terremoto, pero sobre todo a los esfuerzos que se hacen por la reconstrucción.

Fuente: Diario El Comercio

 

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:15:57+00:00 24 Mayo, 2016|Noticias|

About the autor: