Nos enseñaron a trabajar
Nos enseñaron a proteger
Nos enseñaron a ser proveedores de la casa
Pero no nos enseñaron a ser vulnerables

Pensamos que abrir el corazón es ser débil,
que un verdadero hombre se guarda lo que siente
y no lo habla con nadie,que siempre debes estar bien,
mostrarte fuerte, siempre ganar
porque no nos enseñaron a perder.

Ser vulnerable es necesario para amar,
porque implica reconocer tus debilidades,
es mostrarte tal cual eres,sin las máscaras,
ni las etiquetas,tus tarjetas de crédito o tu dinero.

Ser vulnerable es decir
“no tengo la respuesta”,“no me siento bien”
y también es reconocer que eres feliz,
que estás aprendiendo,
que hay lugar para algo nuevo.

Podrías pensar
¿y si me lastiman por abrir el corazón?
Es que la vida se trata de vivirla
no de esconderte para salir ileso.
Se trata de dar pasos y cada vez que hay un golpe,
recordar que la vida es así,
hay que sanar y seguir.

Hombre, broder, puedes ser vulnerable.
No necesitamos que seas fuerte
ni valiente todo el tiempo,
pero sí necesitamos que seas sincero siempre,
que sepas abrir el corazón,los brazos y tu voz
para dejarte conocer, para mirar
que hay detrás de todas las murallas que construiste.

Es posible, puedes ser vulnerable.

Comentarios

comentarios