Porque sigues siendo mi amor, por eso te escribo esta carta. Porque en este tiempo que hemos estado alejados, he podido pensar en muchas cosas, recordar otras más y reflexionar sobre unas cuantas.

Espero que, al leer mi corazón en estos párrafos, tú puedas sentir lo mismo que trato de expresarte ahora que la escribo. Te amo, y no es negociable.

Tengo que reconocerlo, te amo más de lo que pensaba, me haces más falta de lo que esperé. Sigo necesitando tus abrazos, tus besos, tus pasos, tus silencios, tus sonrisas y tu presencia. Sigo necesitando todo eso a mi alrededor porque si no lo tengo me faltan las fuerzas.

Quiero volver a intentarlo, quiero empezar de nuevo, de una forma distinta, pero con el mismo amor con el que empezamos la primera vez.

Quiero tenerte en ni presente y mi futuro, quiero la vida contigo.

Quiero perdonarte y que me perdones.

Quiero ayudarte a sanar y proteger tu corazón, quiero seguir aprendiendo a tu lado. Mis sueños no han muerto, y de todos, tú eres el más importante.

Podría vivir sin ti, pero no lo quiero, no quiero apostarle a otro amor, quiero amarte a ti.

Dios me regaló el privilegio de tenerte y le pido a Él me guíe para amarte como debo, y te pido a ti me des esa oportunidad, la oportunidad de empezar de nuevo.

Te amo… Por siempre.

Comentarios

comentarios