Haz lo que puedas con lo que tengas

Servir a otros es dar una mano a quien lo necesita, y no está ligado a popularidad, reconocimiento, dinero, likes o estatus social.

Muchas personas piensan:

  • Si yo tuviera dinero, ayudaría a los que necesitan
  • Si yo fuese profesional, ayudaría a otros con mi profesión
  • Si fuera pastor o líder, ayudaría a mucha gente

Pensamos que el servicio tiene requisitos, que está ligado a la posición, sin darnos cuenta que servir se trata de disposición.

El único requisito para servir es querer servir.

  • Si sabes destapar cañerías, hay una familia que necesita tu ayuda
  • Si sabes un poco de matemáticas, inglés, gramática, hay familias y fundaciones que se alegrarían de contar contigo
  • Si sabes tejer, podrías recolectar retazos de tela y hacer cobijas, sábanas, regalos para quienes necesitan
  • Si haces postres, podrías enseñar a las personas que no tienen un empleo y que generen un ingreso para sus hogares
  • Si cuentas con unos ahorros, apoya a otros económicamente e involúcrate en lo que hacen
  • Y si dices: Yo no sé hacer nada, júntate a personas que te enseñen lo que hacen. ¡Iniciativa!

Podría continuar con la lista, pero creo que el punto está explicado: haz lo que puedas con lo que tengas. No es indispensable que tu servicio sea en la iglesia o en un ministerio, tampoco está ligado obligatoriamente a una ONG o a fundaciones.

Sirve donde puedas, donde haya oportunidad, aunque no salgas en fotos, aunque no tengas una fan page. Sirve por el gusto de dar una mano a otros, y descubrirás que en ese proceso, Dios te bendice también.

 

 

 

Comentarios

comentarios

By |2018-05-04T12:34:04+00:004 mayo, 2018|Vida Diaria|

About the Author:

Soy un joven al servicio de los jóvenes. Disfruto aprender y compartir con otros las lecciones que Dios me ha permitido vivir. Soy músico aficionado, fotógrafo improvisado y bloguero por gracia de Dios.