ESTAR ENAMORADO Y AMAR

El mes de febrero es considerado “el mes del amor” en el que los enamorados se regalan tarjetas, chocolates y rosas rojas. Los amigos se expresan frases de cariño y las redes sociales se inundan de mensajes afectuosos para los amigos, fans, seguidores, familiares.

Los cuentos de hadas e historias de amor nos enseñaron a creer que enamorarse y amar a alguien es la misma cosa. Pero esto no puede estar más lejos de la realidad.  Según Paul Hudson, filósofo, escritor y empresario, cuando una persona está enamorada, las emociones están siempre en lo más alto y el cerebro produce un asombroso cóctel químico, que nos hace sentir como si estuviéramos flotando en una nube. Pero, aunque nadie quiere bajarse de esa nube, el problema es que inevitablemente en algún momento se vendrá abajo.

Es posible que se haya otorgado tanto romance al amor que queremos que siempre equivalga a una respuesta emocional, lo que está muy alejado de la vida real.

La relación que Jesús mantuvo con sus discípulos es un modelo digno de ser imitado. El amor de Jesús representó un compromiso incondicional dirigido a individuos imperfectos con el objeto de satisfacer sus necesidades de una manera que requería sacrificio personal.

El amor es una decisión, un compromiso de amar a pesar de la temperatura del corazón humano.  Es un sacramento santo, no un placer carnal.  Es el pegamento que mantiene juntas las relaciones cuando la atracción romántica se ha desvanecido. Son los cimientos sobre los que se ha construido el edificio del hogar y lo sostiene cuando los vientos de las dificultades y pruebas amenazan derribar la casa. Es el fuego que incluye sentimientos que deben ser alimentados cada mañana.

Cuando uno está enamorado, se puede desenamorar de esa persona, pero cuando se ama verdaderamente a alguien, nunca se deja de amarlo, ya que requeriría dejar de amar una parte de uno mismo.

“Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.” (1 Corintios 13:13)

Comentarios

comentarios

By | 2017-02-11T11:59:08+00:00 12 Febrero, 2017|Vida Cristiana|

About the autor: