Andrés y Marisol Malo son esposos, misioneros y padres de tres niños.  La condición de salud especial de su segundo hijo fue el camino para que conozcan de Cristo y se apasionen por su obra.

Comentarios

comentarios