Según un estudio publicado en 2015 en el Nigerian Medical Journal, los pacientes comenzaron a presentar cambios significantes a partir del séptimo día de enjuagar su boca por 10 minutos diarios con aceite de coco, donde sus índices de placa bacteriana y gingivitis se redujeron bastante y estos índices continuaron disminuyendo en la medida que avanzaba el tiempo, cuando continuaban aplicando la técnica del “oil pulling.

Cabe destacar que esta técnica NO reemplaza a la rutina diaria de limpieza dental, sino como un complemento natural al lavado de dientes regular para mejorar la salud bucal.

Algunos consejos que dan los expertos:

  1. Debe realizarse con el estómago vacío (espera al menos 4 horas después de comer, 2 horas después de tomar algún jugo y una hora después de tomar agua u otros líquidos claros)
  2. No dejes de cepillar tus dientes ni de utilizar seda dental
  3. Enjuaga después tu boca con agua caliente
  4. Tanto el aceite de cono como el de sésamo funcionan bien
  5. es mejor hacerlo por las mañanas

Cuidado, no desechar directamente el aceite de coco en el lavabo, ya que al solidificar puede causar un atoramiento en las tuberías.

Comments

comments