En Pedernales se edificarán 3 unidades educativas temporales

El Colegio Técnico Agropecuario de Pedernales, fundado hace 45 años, se derrumbó con el sismo. Ayer, obreros limpiaban el lugar para instalar aulas temporales.

Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Foto: Verónica Endara / El Telégrafo

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Ministerio de Educación trabajan en 5 proyectos de rehabilitación de unidades educativas temporales para garantizar el derecho a la educación a tiempo de los estudiantes de las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril. Tres de estas se ubicarán en Pedernales, una en Jama y otra en El Matal (Manabí).

Las unidades educativas temporales estarán dotadas de carpas y los suministros necesarios para que los alumnos y profesores retomen sus actividades. Con este objetivo, explicó ayer Diego López, de Unicef, este organismo internacional proporcionó más de 103 toneladas de insumos, que incluyen carpas, tanques de almacenamiento, baldes, herramientas básicas para actividades lúdicas, como marcadores y cartulinas, sábanas, sales de rehidratación oral para los niños que tienen diarrea, entre otras cosas.

Sin embargo, indicó que estos suministros no son suficientes y requieren más apoyo. En las instituciones educativas se acondicionarán unas 15 carpas de 75 metros cuadrados cada una. Todas cuentan con ventilación y la privacidad necesaria. También tendrán baterías sanitarias.

Aunque varios implementos se rescataron de las aulas -según López- hay cosas que aún se necesitan, como tableros, pupitres, mesas, etc. “Más allá de eso, se necesitan espacios seguros. A lo que me refiero es que la situación educativa vaya más allá del simple proceso formativo, que sea un espacio de reflexión porque muchos de los niños vienen en shock, con todo lo que ha significado la situación de emergencia.

Entonces, queremos que la escuela se convierta en un espacio para que ellos (estudiantes) puedan retornar a la normalidad”, indicó López. Esto formaría parte de la estrategia de la Unicef que se denomina “retorno a la alegría”. Para cumplir estos objetivos, mantendrán un número adecuado de estudiantes por aula para que no sea afectada la calidad educativa.

Cada punto contará con alrededor de 60 profesores. Los estudiantes, en un inicio, recibirán apoyo socioemocional y realizarán actividades recreativas con la aplicación del programa ‘Escuela para todos, juntos nos levantamos’. Este programa busca que las escuelas se conviertan en un espacio de unión y reestructuración del tejido social.

Además, la asistencia no es obligatoria, no se requieren útiles escolares ni uniformes y durará 4 horas diarias. Se hará por fases El proyecto de rehabilitación de unidades educativas temporales trabajará en 3 etapas: la primera, se centrará en el soporte emocional con actividades recreativas y durará de 2 a 4 semanas; en la segunda, la educación no es formal y durará de 2 a 4 semanas; y la tercera, es la educación formal.

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:16:04+00:00 4 mayo, 2016|Noticias|

About the autor: