El Rol de los Abuelos

“Honra el rostro del anciano”

Todavía recuerdo cuando era niña, la alegría de visitar a mi abuela y la delicia de comer en su casa, tuve el privilegio junto con mis hermanos de ser los primeros nietos, gozamos de su amor, cuidado y corrección, crecimos seguros de su amor y contando con su defensa, para ella los padres se equivocan, nosotros solo éramos inquietos,

¡Que hermosos tiempos!, cuando ser abuelo-abuela era una honra de Dios y una gran bendición.

La vejez es un regalo de Dios, es la prueba de que hemos sido altamente bendecidos para Dios, la vejez es una etapa tan importante y los abuelos son tan valiosos, que la Biblia en varias ocasiones se refiere a Jesús como el anciano de días.

Me duele tanto en la actualidad que los abuelos se olvidan de ser abuelos y los hijos olvidamos honrar a nuestros padres y enseñar a nuestros hijos la honra, cuando en el diseño de Dios para la familia, los abuelos juegan un papel importantísimo.

¡Si al padre honra, a los abuelos doble honra”

La convivencia con los abuelos es vital para el desarrollo de los niños, porque les da:

  1. Identidad familiar, El que los niños y adolescentes conozcan sus raíces les da pertenencia emocional, el saber que tienen una familia que son parte de una historia.
  2. Los abuelitos tienen una sabiduría profunda que la misma vida les enseña y quieren ser escuchados para dejar su legado. Combinar la sabiduría del abuelo con la fuerza de los jóvenes, da madurez y alegría.
  3. Seguridad, la historia de los abuelitos y su amor dan a los niños confianza y autoestima, El saber que somos parte de un linaje que no estamos solos, y que como ellos también trascendemos.
  4. La Bendición de los abuelitos que antiguamente era una tradición, es en realidad un regalo del cielo, escuchar su corazón, a través de su bendición mora la vida de los niños y abre las ventanas de los cielos.

Como padres no privemos a nuestros hijos de la bendición de sus abuelos aún si no vives con tu pareja, no les niegues a tus hijos conocer su propia historia y sus raíces.

Es tiempo de aceptar el ser abuelos y dejar nuestro legado y de volver al principio bíblico: “Honra el rostro del anciano”

Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová.  Levítico 19:32 (RVR1960)

Comentarios
Por | 2017-08-28T18:08:20+00:00 28 agosto, 2017|Familia|