El mejor remedio para los callos de los pies: cebolla y vinagre blanco

Seguro que si vamos a la cocina encontramos cebolla y vinagre con facilidad. Es importante que este último ingrediente sea vinagre blanco para que así los resultados sean los esperados. No obstante, vamos a necesitar algunos complementos.

Ingredientes

 

1 cebolla

½ vaso de vinagre blanco (100 ml)

Utensilios

Papel film o transparente

Algodón

Piedra pómez

Calcetines viejos

 

Cortaremos 3 rodajas de la cebolla y las sumergiremos en el recipiente que contiene el vinagre blanco. Las mantendremos en remojo, al menos, durante toda una mañana o tarde.

Pasado ese tiempo, impregnaremos un algodón con la mezcla y lo aplicaremos en la zona donde están los callos.

A continuación, cubriremos los pies con el papel film. Después, nos pondremos los calcetines para evitar que el papel se mueva o que la mezcla manche.

Lo ideal sería aplicar esta mezcla durante la noche para irnos a dormir con ella. Cuanto más tiempo estén los callos en contacto con este remedio, mejores serán los resultados.

Comentarios

comentarios

By |2018-11-21T17:20:19+00:0021 noviembre, 2018|Salud|

About the Author: