El hombre y su naturaleza paternal

La paternidad tiene al menos cinco funciones básicas que le permiten cumplir con su propósito y que las podemos identificar como: planear, procrear, proteger, proveer y producir.

1. El Padre planea
Un encamina a un hijo hacia un propósito de vida, un sentido un porqué vivir. Fue debido a ese principio que Dios llamó a Abram cuando éste aun no tenía hijos, lo bendijo y le declaró el propósito divino para su vida y descendencia.

2. El Padre Procrea
Los hijos que vienen a existencia, son parte de un proyecto divino. Él es quien los forma y les da vida, y a él le pertenecen. Ese es un privilegio ligado a una responsabilidad conferida a él de parte de Dios; porque cada hombre tiene como fin ser padre.

3. El Padre Protege
Un padre, tiene cuidado de sus hijos y está atento de cada detalle de nuestra vida; cuidando de sus hijos y conducirlos sabiamente por el camino hacia el propósito de Dios para sus vidas.

4. El Padre Provee
El padre hace provisión para el bienestar presente y futuro de cada uno de sus hijos. El padre debería desafiarse a dejar herencia material para sus hijos y sus nietos. Esto implica un cambio de paradigma para muchos padres quienes abrigan la esperanza que un día serán beneficiarios de sus hijos.

5. El Padre Produce
Cada padre debe reproducirse en su hijo, para perpetuar los buenos valores y principios de fe, hasta que este llegue a ser completo en su propósito, pues todos fuimos creados con el fin de reproducirnos y multiplicarnos para llenar le tierra. No obstante, el padre no debe imponer en su hijo lo que él quiso hacer no lo logró.

Comentarios
Por | 2015-06-01T17:46:31+00:00 1 junio, 2015|Matrimonios|

About the autor:

Soy apasionado por mi familia, por las comunicaciones cristianas y por el café. Me encanta escribir y hablar, sembrar árboles y hacer negocios para el Reino de Dios. Me asombra la tecnología y el ciber-mundo donde me siento un forastero estupefacto.