El cáncer matará a más de ocho millones de personas este 2016

 

Este jueves se celebra el Día Mundial contra el Cáncer  2016, la enfermedad que más vidas se cobra en el mundo y representa una de las mayores preocupaciones y problemas financieros de la humanidad. No en vano, el cáncer matará a más de ocho millones de personas en todo el mundo este 2016, lo que es equivalente a toda la población de Nueva York, la mitad de ellas serán personas en edad laboral (entre 30 y 69 años).

Con más de un tercio de todos los canceres (hasta 4.5 millones al año) prevenibles a través de intervenciones en el estilo de vida, la Unión para el Control Internacional del Cáncer (UICC), la mayoy ONG internacional, pide a las personas asumir responsabilidad reduciendo su propio riesgo de cáncer. Medidas sencillas como dejar de fumar, comer menos carne roja y procesada , hacer ejercicio regularmente y reducir el consumo de alcohol pueden extender una vida saludable, y deben verse como la primera línea de defensa contra el cáncer y otras enfermedades no transmisibles.

Además, el Día Mundial contra el Cáncer es una oportunidad de reflejar lo que todo el mundo puede hacer para reducir el impacto de esta devastadora enfermedad, ahora y en el futuro. “Deseamos que esto sea un trampolín para un cambio positivo. Toma medidas por ti mismo, tu organización o tu comunidad/país, ya que todo el mundo puede marcar la diferencia e inspirar a otros. ‘Nosotros podemos. Yo puedo.’ combatir el cáncer”, señala el profesor Tezer Kutluk, presidente de la UICC. Kutluk ha pedido en este sentido compromiso de bienestar y salud.

Se ha estimado que las implicaciones del coste en las economías mundiales causadas por el cáncer y otras enfermedades no comunicables (incluyendo salud mental) podrían ser de hasta 47 billones de dólares estadounidenses si no se toman medidas para reducir el crecimiento anticipado en casos en las próximas dos décadas. Esto produce un mayor impacto económico que la crisis financiera global de 2008 y representa el 75 % del PIB global.

Bajo el lema de la campaña We can. I can. (Nosotros Podemos. Yo puedo),  el Día Mundial contra el Cáncer representa una oportunidad única para llamar la atención sobre lo que puede hacerse para tratar el cáncer, salvar millones de muertes evitables y, a su vez, apoyar el desarrollo y crecimiento económico global.

Actualmente la UICC, pide a las empresas que centren sus negocios en productos y servicios que mejoren la salud pública y reafirmar urgentemente su compromiso con el siguiente paquete de “medidas esenciales” contra el cáncer que salvan vidas:

– Implementación de los programas de vacunas que evitan infecciones que causan el

cáncer cervical y de hígado

– Escalada de Mayor acceso a los programas de detección temprana y exploración de los cánceres cervical, de mama e intestino y tratamiento de seguimiento

– Mejora de impuestos, regulación y control del tabaco

– Alivio del dolor y cuidados paliativos para todos los pacientes con cáncer

“Prevenir millones de muertes innecesarias y sufrimiento debido al cáncer no está fuera de las capacidades científicas o financieras del mundo”, asegura el doctor Cary Adams, consejero delegado de la UICC. “Sin embargo, requerirá una acción de colaboración a nivel individual y colectivo, dirigida por líderes clave en la sociedad. Los gobiernos han realizado compromisos globales mediante acciones prioritarias para abordar el cáncer, ahora necesitamos verlas convertidas en inversiones nacionales en centros de tratamiento, servicios y trabajadores sanitarios cualificados, así como en promoción de la salud. Los empleadores pueden desempeñar un papel crítico también invirtiendo en el bienestar de su sitio de trabajo y el entorno más amplio en el que impactan”, afirma Adams.

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:16:32+00:00 4 Febrero, 2016|Noticias, Salud|

About the autor: