Ecuador se queda con 13 puntos, con la derrota ante Colombia 1 – 3 perdió el invicto

La imagen de equipo aplicado en la marca y letal en el ataque que mostró la Selección Ecuatoriana en las primeras cuatro fechas de eliminatorias quedó enterrada en menos de una semana. Ayer, Ecuador perdió el invicto y el liderato del torneo.

La Tricolor cayó ayer goleada 3-1 ante Colombia, en el estadio Metropolitano de Barranquilla, derrota que se suma al empate 2-2 del jueves pasado ante Paraguay, en Quito.

Ecuador mostró ayer que es un equipo vulnerable si se aprovechan sus errores y posiblemente sus próximos rivales no lo respetarán tanto de ahora en adelante.

 

La derrota de ayer deja a la ‘Tri’ con 13 puntos y más 5 de gol diferencia. Uruguay, nuevo líder, tiene el mismo puntaje, pero más 8 de gol diferencia, gracias a la victoria 1-0 que logró ayer ante Perú.

En la próxima doble fecha que se disputará en septiembre, Ecuador recibirá a Brasil en el estadio Olímpico Atahualpa de Quito y unos días después visitará a Perú, en Lima.

Durante los primeros minutos, Ecuador recargó su juego por la banda derecha, donde Ángel Mena, Antonio Valencia y Juan Carlos Paredes intentaron armar paredes para sorprender a los defensores colombianos, que estuvieron aplicados en la marca. Pero en un descuido, ‘Toño’ pudo juntarse con Christian Noboa y habilitó a Énner Valencia, que pese a que no estaba cómodo remató fuerte e inquietó al arquero David Ospina.

Colombia administró el balón como quiso desde el primer minuto y así llegó al gol. A los 14 minutos, Carlos Bacca recibió de espaldas al arco una asistencia de James Rodríguez -que trasladó el balón en un medio campo ecuatoriano desprotegido- y dominó a vista y paciencia de Erazo.

El central ecuatoriano dejó que Bacca se acomodara, girase y rematara fuerte para vencer a Aléxander Domínguez. El medio campo fue el punto más bajo de Ecuador durante los primeros minutos.

En su intento por generar más peligro en cancha colombiana, Noboa y Pedro Quiñónez dejaron espacios en la zona de contención, donde James Rodríguez y Edwin Cardona se divirtieron.

Jefferson Montero no fue un aporte significativo en la marca.

El peso del partido recayó sobre Quiñónez y Noboa, quienes tuvieron por momentos que batirse contra los 5 volantes que alineó el estratega argentino José Pékerman.

Bacca fue su único atacante neto, lo que explica por qué Colombia le ganó el medio campo a la Tricolor.

Los errores defensivos de Ecuador resaltaron la figura del arquero Alexánder Domínguez, quien en los primeros 35 minutos de juego intervino en 5 opciones claras de gol para los dueños de casa.

Gracias a ‘Dida’, Colombia no sentenció el partido en el primer tiempo. Énner Valencia y Ángel Mena batallaron contra Óscar Murillo y Cristian Zapata, los dos aplicados centrales de la impenetrable defensa colombiana.

Tal fue el dominio de Colombia en el primer tiempo, que la segunda llegada de peligro que generó Ecuador en el arco de Ospina fue a los 38 minutos mediante un remate de media distancia de Pedro Quiñónez. Nunca antes la defensa de Ecuador se mostró tan vulnerable como ayer. Erazo estuvo errático en el mano a mano y Achilier falló en los anticipos. Colombia mereció más goles al final de los primeros 45 minutos de juego.

Conscientes de aquello, los ‘cafeteros’ saltaron a la cancha en el segundo tiempo a terminar esa tarea pendiente. A los 47 minutos, Sebastián Pérez amplió el marcador y desató el júbilo en el estadio Metropolitano. No era para menos, el partido empezaba a definirse.

En la acción del gol de Pérez, la defensa de Ecuador volvió a quedar en ridículo. Juan Carlos Paredes marcó como un inexperto a Edwin Cardona en un saque lateral y este ‘bailó’ de un lado a otro antes de ejecutar el centro que aprovechó Pérez con eficacia. A los 59 minutos, Quinteros mandó a la cancha a Michael Arroyo, en lugar de un extenuado Jefferson Montero, flojo en la marca y en el ataque. La variante mostró a Quinteros enojado por el pobre funcionamiento de la ‘Tri’.

Con ‘Gambetita’, el estratega pretendía ganar más dinámica en la mitad del campo. Lo que no advertía el técnico Quinteros hasta ese momento era que el panorama iba a empeorar. Siete minutos después (66’) de esa variante, llegó el tercer gol de los dueños de casa.

Carlos Bacca aprovechó una asistencia de Guillermo Cuadrado para empujar la pelota dentro del arco.

Luego de marcar su tercer tanto, Colombia se distendió y empezó a aguantar el partido apelando a la posesión de la pelota. Por momentos tuvo la oportunidad de ampliar la goleada, pero si no pudo hacerlo no fue por la aplicación de los defensores ecuatorianos, sino por errores propios.

Cuando el partido estaba por finalizar (90’) Michael Arroyo ‘maquilló’ un poco la trágica tarde.

El volante asumió la responsabilidad de patear un tiro libre en la orilla del área contraria y colocó la pelota en el ángulo.

El remate fue tan esquinado que el esfuerzo de Ospina por evitar el tanto fue en vano.

“Cometimos errores infantiles que los rivales aprovecharon bien. Tenemos un equipo fuerte que se va a hacer respetar en casa. Las eliminatorias recién empiezan, aún nada está dicho”, dijo Domínguez.

Walter Ayoví fue más duro y autocrítico. “Dimos muchas ventajas y los rivales aprovecharon.

Tenemos buenos jugadores, pero con eso no alcanza. Nos faltó entrega”. Fuente: Diario El Comercio

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:16:11+00:00 30 Marzo, 2016|Noticias|

About the autor: