Dos años de cárcel para ciudadano por atentar contra la fauna silvestre

Las langostas, una especie marina extraída del Parque Nacional Galápagos, fueron incautadas en el aeropuerto Seymour de la Isla Baltra, en Galápagos.

Texto: Fiscalía General del Estado

Foto: Parque Nacional Galápagos

Santa Cruz, Galápagos.- A dos años de pena privativa de libertad y al pago de tres salarios básicos unificados (1.098 dólares) fue sentenciado Carlos I., por el delito contra la flora y fauna silvestres.
El fallo fue comunicado por escrito, el 16 de febrero del 2016, por Milton Bojórquez, juez de la Unidad Multicompetente de Santa Cruz, Galápagos.
En la audiencia de procedimiento directo, realizada el 15 de febrero del 2016, el fiscal Ángel Quevedo informó que Carlos I. fue detenido al intentar sacar langostas que habrían sido extraídas del Parque Nacional Galápagos.
La salida de las langostas era por el aeropuerto Seymour, de la isla Baltra, el 25 de enero del 2016, fecha en la que el crustáceo estaba en época de veda en la reserva marina de Galápagos.
El día de la detención, la Fiscalía, conjuntamente con agentes de la Policía Nacional, realizaban un operativo de rutina, en el que se detectó que el procesado llevaba las langostas.
Durante la diligencia, el fiscal Quevedo presentó como elementos de convicción el informe del crustáceo incautado, los documentos de migración del procesado, y otros.
El delito contra la flora y fauna silvestres está tipificado en el artículo 247 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que sanciona con pena privativa de libertad de uno a tres años.

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:16:29+00:00 18 febrero, 2016|Noticias|

About the autor: