Dios nos creó para buenas obras

Cuenta el escritor James Russell Miller que un artista buscó durante varios años un pedazo de madera de sándalo para hacer una hermosa figura. Cuando parecía que su anhelo no podría ser cumplido, una noche tuvo un sueño. En él se vio tallando un trozo de madera común que había sido cortado para leña. Cuando se despertó, empezó a esculpir la figura en un pedazo de roble, dando como resultado final, una obra de inmensa belleza.

No deberíamos esperar solo las grandes ocasiones para hacer las cosas buenas que hemos soñado. En días comunes y corrientes podemos tallar a partir de los acontecimientos más comunes y familiares, grandes obras para honrar el nombre de Dios. Cada día es una oportunidad para hacer el bien como un testimonio de que Jesús habita en nuestro corazón.

La Biblia dice que Dios nos creó para una vida de buenas obras, las cuales ha preparado para nosotros de antemano para que anduviéramos en ellas. Siempre que servimos a otros en el día a día, verdaderamente estamos tallando preciosas obras y cumpliendo así uno de los grandes anhelos de Dios.

Comentarios

comentarios

Por | 2015-09-23T08:48:02+00:00 23 Septiembre, 2015|Vida Cristiana|

About the autor:

Tras una amplia trayectoria en diferentes medios de comunicación, escribiendo y leyendo noticias, me siento realizado, más aún cuando cada día, a través de los micrófonos de HCJB, puedo dar “buenas noticias” a los amigos de la sintonía. Anhelo seguir de la mano de “Papá Dios” no para ser un comunicador cristiano, sino un cristiano comunicador.