Deshabilitado el paso por la vía Riobamba-Guayaquil

Texto y foto: El Universo (Guayaquil, Ecuador)

“Pensamos que un carro se había chocado contra la casa”, dijo ayer Esperanza Sánchez, quien habita en una vivienda ubicada junto al puente Chalguayacu, de la vía Cumandá-Pallatanga, en Chimborazo.

Cerca de la 01:00 de ayer, el viaducto se vino abajo y dejó inhabilitado el paso vehicular. Esta carretera une a Guayaquil (Guayas), Costa, con Riobamba (Chimborazo), Sierra.

Sánchez narró que todos salieron de la vivienda pensando que un vehículo había impactado la casa, pero que se sorprendieron al ver que en el puente se había formado una abertura. “Ayer (lunes), aunque no llovió tan duro que digamos creo que el agua se penetró y después ya reventó (…). Nos da miedo que haya un aguacero fuerte y se lo llevé todo”, expresó.

Agregó que los moradores colocaron conos a los lados del puente para evitar que un carro caiga al río, ya que en la madrugada era menor la visibilidad.

“Esto estaba ya partido (el asfalto). Ahí están las huellas de que estaba partido, pero nadie se imaginaba que por debajo estaba como cavado, estaba vacío”, comentó Manuel Puetate, quien transita regularmente por esta vía.

Ricardo Paula, director del Ministerio de Obras Públicas (MTOP) en Chimborazo, señaló que habilitó un desvío, al que se ingresa unos metros antes del inicio del puente y se sale unos metros después de donde el viaducto finaliza. Este sería un paso provisional, mientras se repara el tramo afectado.

“Es un colapso de la alcantarilla en este punto (…). La siguiente acción, una de las que planificamos como MTOP es la colocación de un puente bailey en ese mismo sector (en el desvío), para garantizar que ese sitio de paso sea estable. Esto mientras analizamos cuál sería la alternativa más viable, más rápida para poder corregir la deficiencia que tenemos ahorita en el trazado regular”.

Añadió que inmediatamente hubo una comunicación con la matriz del MTOP para solicitar que el Departamento de Estudios visite el sector y se haga un levantamiento de información para determinar la acción de remediación por aplicarse en el lugar. Por ello, agregó, se desconoce aún cuándo se habilitará el paso por la zona afectada.

Mientras, los conductores expresaron su preocupación porque no podrán transitar con normalidad por esta zona, la que más utilizan para trasladar los productos de Chimborazo a Guayaquil y viceversa.

Nelson Balseca transporta mariscos desde Salinas, en la provincia de Santa Elena, hasta Ambato, Tungurahua.

Él usa esta vía semanalmente y considera que ahora este daño lo perjudicará. “(Habrá) bastante pérdida en diésel porque por el otro lado que se va hay una diferencia de dos horas más (una vía alterna). Esta vía es la más cerca y por la que se llega más rápido”, dijo minutos antes de comenzar a tomar el desvío provisional, por el que dijo se iba a aventurar para ver cómo le iba y cuánto se demoraba.

Christian Murillo, quien conduce un taxi, cree que el daño hará que los productos suban un poco más de precio porque se invertirá más tiempo y dinero (por la gasolina) en llevarlos a sus destinos. Señaló que ahora su trabajo estará limitado porque la mayoría de sus carreras son a recintos del sector, que utilizan esta vía, por la que ahora no hay paso.

Quienes debían realizar viajes también llegaron ayer al sitio para buscar la forma de movilizarse. “Vengo de Cumandá, quiero viajar a Quito y vine a ver si hay cómo hacer un trasbordo. Es una urgencia que tengo, vengo alquilando un taxi para ver si es posible viajar o no”, manifestó Violeta Calle. 

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:16:27+00:00 26 febrero, 2016|Noticias|

About the autor: