Déficit de atención

Un colegio canadiense en Quebec ha encontrado una manera de solucionar el déficit de atención de algunos de sus alumnos con el uso una bici-pupitre. Se trata de la típica mesa de clases, pero dotada de pedales para que los niños más inquietos agoten sus energías y su hiperactividad.
Los niños se suben a la bici-pupitre y pedalean durante 15 minutos sin parar. Después de ello, parecen mucho más relajados, atienden mejor al maestro y no perturban la dinámica de la clase.

Ninguna pastilla cura el déficit de atención, solo controla los síntomas, de ahí la importancia de esta nueva iniciativa que beneficiará a aquellos niños que no prestan atención.
Dios nos muestra lo importante que es prestar toda nuestra atención al consejo de Su Palabra. La Biblia está llena de ejemplos de personas que, por no prestar la atención debida al consejo de Dios, sufrieron muchos dolores de cabeza.

Un episodio narra, por ejemplo, que había muchas mujeres que escuchaban a Pablo, pero solo una prestó real atención a lo que Dios decía por medio del Apóstol.  Jesús, viendo el interés de esta mujer llamada Lidia, tocó su corazón para que le fuera revelado el poder de La Palabra solo a ella.

La Biblia también recoge momentos en donde el pueblo de Egipto sufrió grandes pérdidas, debido a que Faraón no prestó atención a las palabras de Dios cuando Moisés hablaba de parte del Señor.

Probablemente no todos necesitaremos de la bici-pupitre, pero quien presta atención a la Palabra de Dios adquiere fe y dirección en la vida.

Fuente: tendencias21.net

MDC/ag

Comentarios
Por | 2017-06-30T12:42:08+00:00 26 abril, 2017|Vida Cristiana|

About the autor:

Tras una amplia trayectoria en diferentes medios de comunicación, escribiendo y leyendo noticias, me siento realizado, más aún cuando cada día, a través de los micrófonos de HCJB, puedo dar “buenas noticias” a los amigos de la sintonía. Anhelo seguir de la mano de “Papá Dios” no para ser un comunicador cristiano, sino un cristiano comunicador.