CORAZÓN ROTO

¿Cómo se cura una herida, cuando perdonar es tan difícil y cuando olvidar no se consigue?
¿Cómo enfrentarse a la vida, Con el corazón hecho pedazos, Cuando la desilusión te quiebra el mundo y pega golpe bajo?  Nunca imagine llorar tu engaño.

Seguramente te suena familiar esta letra.  Bueno, corresponde al tema de la cantante Jaci Velásquez que fue presentado hace una década atrás.  El motivo de su canción es identificarse con toda aquella persona que ha sentido que su corazón ha sido roto por diferentes razones. ¿Quién no ha pasado por procesos difíciles?  Para la cantante estadounidense fue el divorcio de sus padres.

La confesión de esta cantante fue para demostrar que ella no es perfecta y que tampoco existen familias perfectas.  Sin embargo, en medio de ese camino que resultó pedregoso, oscuro y duro… hubo una persona que la sostuvo, levantó y la abrazó.

“Tu engaño me enseñó que no hay nada seguro, que sólo se puede contar con Dios”.   Esta es la respuesta que Jaci encontró al ver a sus padres divorciados.  Que el corazón roto, engañado y herido puede ser sanado únicamente por Dios.

Seguramente te sientas identificada (o) con esta vivencia. Quizás ya lo superaste y quieres gritar a los cuatro vientos la libertad que tienes.  O quien sabe aún miras el pasado y sientes dolor en el corazón.

La palabra de Dios nos recuerda que podemos confiar en nuestro Creador.  Lo escribió el rey David al decir: …la palabra del Señor es verdadera y podemos confiar en todo lo que él hace.

También fue escrito en el libro de Hebreos al decir: Mantengámonos firmes sin titubear en la esperanza que afirmamos, porque se puede confiar en que Dios cumplirá su promesa.

Si quieres curar tu corazón, si quieres saber cómo perdonar el daño que te hicieron, cómo restaurar tu vida…   te animamos a confesar el nombre de Jesús.

Comentarios

comentarios

By |2018-10-16T09:26:52+00:0016 octubre, 2018|Vida Diaria|

About the Author: