Consejos Para Recién Casados

• Respeta el Compromiso
Recuerda que ante todo ya no eres una persona soltera, ya que ahora te has unido en cuerpo y alma a otra persona. Las decisiones desde ahora van a tomarse juntas. Es un Pacto al que entraste de tu cónyuge, tu y tu esposo.

• Concéntrate en el problema, no en los demás
Cuando haya una discusión concéntrate en el tema de discusión, no ataques a tu pareja. No es personal, están en el mismo equipo, no es tu enemigo.

• Mantén la comunicación constantemente
Uno de los pilares para que tu matrimonio funcione es mantener la comunicación. Muchos problemas pueden solucionarse si se tiene comunicación con la otra pareja. Es como un punte que debe estar siempre para enlazarlos.
Saber que ambos tienen intereses distintos, las diferencias nos unen, comparto sus gustos, sus intereses y por tanto me une mas al otro, aquí se da un tanto la renuncia a ti mismo por el bien del otro, finalmente eso es AMOR.

• Dedícale tiempo a tu matrimonio
No dejes que el trabajo acabe con tu vida. Darle un beso o una caricia a tu pareja no te tomará mucho tiempo, y te lo agradecerá. Las prioridades bien claras, después de Dios como primero y el mas importante en mi corazón, esta mi cónyuge.

• Pese a las crisis financieras no rompas la unidad. Mantén tus finanzas en orden
En algunos matrimonios la causa de que las personas se separen es debido a problemas económicos. Si bien el dinero no es más importante que el amor, si es necesario para tener una vida tranquila. No dejes que los problemas económicos dañen el amor entre ustedes.

• Diviértanse a menudo
¿Recuerdas cómo se divertían cuando eran novios? Pues, el matrimonio no te impide que lo hagas. Es ahora donde debes reforzar este aspecto en sus nuevas vidas. Divertirse hará más estable la relación de esposos. Planeen juntos sus tiempos libres y vacaciones
Recuerden que haberse casado significa compartir la vida juntos, y una buena idea es planear las vacaciones de su vida en pareja. Tener experiencias en pareja fortalecerá su vínculo matrimonial. Equilibrio trabajo con descanso y diversión sana.

• Planea una cita con tu pareja
El que te hayas casado no significa que no puedas tener más citas con tu pareja. Si planeas una cita con tu esposa o esposo le dará más magia a tu matrimonio y así saldrán de la monotonía. Al menos una cita semanal que respeten, y les de ese sabor, el elemento sorpresa que nos saque de la rutina.

• No se vayan a acostar cuando acaban de discutir
Uno de los principales errores en el matrimonio es irse a acostar habiendo discutido previamente. No pretendas solucionar algún tema a tan altas horas de la noche. Lo mejor que pueden hacer es recordarse lo mucho que se aman, y establecer un hora adecuada para hablar sobre ese tema. Efesios 4:26 Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle»

[a]. No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados,

• Demuéstrale a tu pareja lo mucho que la amas
Muchas parejas dejan el lado romántico luego de casarse. Esa es una de las principales causas de que los matrimonios fracasen. Ten un detalle con tu pareja diariamente para que sepa que la amas, no dejes que el amor se “sobreentienda”.

• Todo siempre se puede solucionar
No creas que tus problemas maritales no tienen solución. Muchas parejas terminan divorciándose porque no llegaron a tener una solución compatible a sus problemas. No pienses que los problemas no se pueden solucionar, pon de tu parte para hacer de tu matrimonio una relación comprensiva. Eclesiastés 4:9-12, Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente.
Firmar un pacto de paz: Ponga límites respecto a la familia del otro
El matrimonio no solo significa la unión de dos personas, sino también la unión de familias. Es muy común que los suegros y suegras quieran interferir en la vida marital de sus hijos o hijas; sin embargo, si desde un principio se establecen límites, no considerarás ello como un problema. Y además no agredirse o atacar a su familia, “La sangre llama a la sangre”.

• Planifiquen juntos su futuro
Cuando ya se ha dado el importante paso del matrimonio, ya están listos para comenzar una aventura juntos. Ahora ya es posible hablar de comprar una casa, planificar cuántos hijos se tendrán, dónde pasar las Navidades, y todo lo referente a llevar una vida juntos. Aquí cabe establecer una cultura de ahorro.

• A pesar de las peleas mantén el amor…
Mantener un ambiente de perdón permanente.

Lo más importante de todo es que sigan demostrando profundo amor unos a otros, porque el amor cubre gran cantidad de pecados. 1Pedro 4:8

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:15:44+00:00 26 julio, 2016|Matrimonios|