A continuación, te ofrecemos una serie de tips para que la edad no sea sinónimo de más peso. En cualquier caso, conviene que le pidas asesoría a un profesional, para que tu proceso sea controlado:

Debes mantener tu masa muscular. Recuerda que la grasa quema menos calorías que los músculos. Por esto, es indispensable que hagas actividades que desafíen tu tejido muscular, tanto para desarrollarlo como mantenerlo.

Incluye en tu dieta muchas proteínas, esto te ayudará a reparar y hacer crecer tus músculos.

Presta atención al total de calorías que debes consumir. Todas cuentan y más las que provienen de dulces y productos refinados. Evítalas o ingiérelas de forma moderada.

No faltes a la dieta. El objetivo es mantener una alimentación saludable. Busca recetas sanas y si comes fuera de casa pide platos verdes. Es cuestión de educarte y tener buenos hábitos.

Ya ves que las soluciones no son tan complicadas. Si venías con una buena alimentación, debes seguir así, pero con más control y esfuerzo.

Si habías hecho ejercicios, incluye más trabajo muscular. Con los años el aumento de peso se hace más latente. Por esto, debes cuidarte aún más, tu salud es lo primero.

Comentarios

comentarios