CONQUISTA TUS SUEÑOS

¿Tienes sueños por cumplir? A lo mejor ya pasó aquella etapa de visualizar tu sueño y ahora estas accionándolo. Pero ¿qué sucedería si una enfermedad te detiene y trunca tu carrera, tus negocios, tu familia?

Travis Freeman te contaría con muchos detalles lo que esto significó para su vida.  Travis era un prometedor jugador de football americano.  Contagiaba con su liderazgo y entusiasmo a sus compañeros de equipo. Pero de repente, surge lo inesperado.

Una severa infección afectó sus ojos y quedó ciego.  Aquel muchacho optimista y gran deportista vio que su sueño de ser un gran deportista se apagó… y con él su alma.

Frente a esto, Travis podía decidir si viviría el resto de sus días encerrado en la seguridad de su hogar o si se atreverá a salir y retomar su destino con la ayuda y el apoyo de sus padres y amigos.

¿Te parece conocida esta situación?  Tal vez es la tuya. Tienes el potencial, los demás lo saben, pero algo detiene ese sueño.  ¿Tiras la toalla o te levantas para continuar con el próximo combate?

Travis, no tiró la toalla. ¿Qué fue lo que ayudó a salir de esta situación a este joven? Tres cosas: el empeño de sus padres, el acompañamiento de dos grandes amigos desde la infancia y el apoyo de quien le ayudaba a adaptarse en su nueva condición.

Estos fueron los tres aspectos que hicieron que Travis se convierta en la primera persona ciega en jugar football americano. 

Con dedicación podemos lograr alcanzar nuestros sueños; pero para sentirse feliz y realizado, es necesario incluir al dador de los sueños: Dios. El dará un significado aún más profundo a estos. Recuerda el consejo bíblico: Encomienda a Dios tu camino; confía en él, y él actuará.

Comentarios

comentarios

By |2018-07-24T08:46:56+00:0024 julio, 2018|Familia|

About the Author: