Comprueba tu fe con pruebas

Si creemos que Dios es quien dice ser, y que hará lo que ha prometido, ¿por qué dudamos al orar? En lugar de caminar con fe, nos acercamos al Señor “con la esperanza” de que nos escuchará y responderá nuestras peticiones, pero sin tener la confianza de que lo hará. Con esta manera de pensar no podemos esperar recibir nada de Él.

Una razón por la que somos tan propensos a dudar es que no somos capaces de ver a Dios trabajando en nuestras circunstancias. Le pedimos algo, y como no pasa nada nos desanimamos y nos volvemos desconfiados.

Pero Dios no es un sirviente que corre apresurado a hacer lo que le pidamos. Dios ve el pasado, el presente y el futuro, y conoce el momento adecuado para cada respuesta a nuestras oraciones.

Otro motivo para tener falta de fe cuando oramos es la ignorancia. Si no conocemos los caminos de Dios, nos sentiremos decepcionados por sus respuestas.

Muchas veces nuestras oraciones están acompañadas de expectativas de cómo queremos que Dios actúe. Pero cuando Él no interviene de acuerdo con nuestro plan comenzamos a dudar.

Cuando ponemos nuestra fe en el Señor y confiamos que sus caminos son buenos y perfectos, nuestra mente y corazón se llenarán de estabilidad mientras esperamos la respuesta a nuestras oraciones.

Para vencer las dudas, pasemos tiempo en la meditación de la Palabra de Dios. Entonces comenzaremos a entender lo que Él quiere hacer en nuestras vidas.

Hagamos un inventario de cómo Dios respondió a nuestras oraciones en el pasado, nos daremos cuenta de que varias veces, Dios no las contestó de la manera que queríamos, pero al examinar las maneras perfectas en que Dios obró, nuestra fe crecerá al ver las maneras inesperadas de como el Señor respondió a nuestras oraciones.

La mano invisible de nuestro Dios ya está en acción en beneficio nuestro, disponiendo las situaciones para llevar a cabo su voluntad, abrir nuestro corazón, y prepararnos para recibir lo que Él quiere darnos.

Los planes de Dios son mejores que nosotros, él no tiene en el hueco de su mano, solo confía y él hará.

HCJB, frecuencia que te acerca a Dios.

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:17:49+00:00 23 octubre, 2015|Vida Cristiana|

About the autor:

Soy apasionado por mi familia, por las comunicaciones cristianas y por el café. Me encanta escribir y hablar, sembrar árboles y hacer negocios para el Reino de Dios. Me asombra la tecnología y el ciber-mundo donde me siento un forastero estupefacto.