La alcachofa es una excelente planta medicinal que posee propiedades depurativas que ayudan a desintoxicar el hígado, ayudando a tratar las enfermedades relacionadas con este órgano.

Ingredientes

  • 30 a 40 gramos de hojas secas de alcachofa;
  • 1 litro de agua.

Modo de preparación

Colocar las hojas de alcachofa en 1 litro de agua hirviendo. Después de 10 minutos, se debe colar y beber 1 taza de la infusión antes de las comidas, al menos 3 veces al día.

  1. Toronja: La toronja tiene propiedades que activa los componentes encargados de la oxidación de los ácido grasos del hígado. Comienza a eliminar la grasa del hígado y mejorar su funcionamiento. Consumir toronja en ayunas 5 veces a la semana.
  2. Rábanos. Los rábanos son desintoxicantes efectivos que desinflama la bilis y el síndrome metabólico (principal factor del hígado graso). Puedes consumirlos en ensaladas 3 veces a la semana o en jugos 5 veces a la semana.
  3. Jengibre (kión). El jengibre contiene antioxidantes que ayuda a limpiar los órganos en general y disminuye los triglicéridos, uno de los causantes del hígado graso. Se recomienda consumir como infusión o en ensaladas (rallado una cucharada).
  4. Alcachofas. Las alcachofas contienen la propiedad denominada bioflavonoide (cinarina) que tienen la capacidad de regenerar el hígado. En consumo ideal es en jugo todas las mañanas en ayunas o consumir como infusiones 3 veces al día.

Comentarios

comentarios