Cómo ser hombres y mujeres excepcionales

Una forma de ser un hombre o una mujer excepcional tiene que ver con nuestra actitud de honra hacia el matrimonio.

En la actualidad el matrimonio es desechado, irrelevante para muchos –quién necesita casarse, dicen-. El matrimonio ha sido redefinido, ridiculizado, menospreciado, condenado, degradado, irrespetado, considerado solo una opción o un estilo de vida.

El matrimonio es cada vez más pospuesto y la mayoría de veces por razones egoístas. Ya no vivimos en una cultura donde es honrado, incluso los cristianos caen en esta trampa.  Sin embargo, es mucho más importante de lo que la mayoría pensamos, sea que estés casado o no.

Independientemente de tu estado civil, todos debemos obedecer el mandato que Dios ha establecido de honrar el matrimonio. El apóstol Pablo dijo: “quisiera que todos fueran solteros, igual que yo; pero cada uno tiene su don específico de Dios, unos de una clase (solteros) y otros de otra (casados). No obstante, independientemente de esta realidad el mismo apóstol en la carta a los Hebreos dice: “Honren el matrimonio, y los casados manténganse fieles el uno al otro”. Hebreos 13:4ª. (NTV)

Ahora, el matrimonio tampoco va a resolver ninguno de tus problemas, pero tampoco te los crea. Lo que el matrimonio hace es descubrir los problemas, incluso los magnifica, porque revela quién eres en realidad.  Es en único espacio donde te muestras de forma auténtica cómo eres.

Dios creó el matrimonio para perfeccionar la capacidad de relación entre hombres y mujeres. “Pero en el Señor, ni el hombre existe sin la mujer, ni la mujer existe sin el hombre;…” 1 Corintios 11:11 (RVC). Luego Dios dijo: «No está bien que el hombre esté solo. Voy a hacerle alguien que lo acompañe y lo ayude». Génesis 2:18. Por ello el mandato a los hombres es que “cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo; y ustedes, las esposas, honren a sus esposos”. Efesios 5:33 (RVC).

Dios creó el matrimonio como una metáfora concreta, práctica y comprensible para que podamos entender y vivir una relación que Él quiere tener con nosotros como iglesia. Así que una relación excepcional de pareja, está determinada por una relación excepcional con Dios.

Adaptado de “Cómo tener relaciones excepcionales” por Rick Warren        

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:17:51+00:00 19 Octubre, 2015|Matrimonios, Vida Cristiana|

About the autor:

Soy apasionado por mi familia, por las comunicaciones cristianas y por el café. Me encanta escribir y hablar, sembrar árboles y hacer negocios para el Reino de Dios. Me asombra la tecnología y el ciber-mundo donde me siento un forastero estupefacto.