Motivar con el ejemplo. Si nuestros hijos nos ven leyendo desde pequeños la lectura se convertirá en algo natural para ellos.
Dejar los libros adecuados al alcance de los niños y permitirles que los manipulen.
Leerles un cuento o historia antes de dormir. Esto además crea un lazo afectivo.
Conocer los intereses de tus hijos y regalarles libros referentes a lo que les gusta.
Hay muchas películas basadas en libros, por ello, es aconsejable leer el libro antes de ir al cine a verla, sobre todo con los hijos adolescentes.
En lo posible leer o estar al tanto de lo que los hijos están leyendo para comentar con ellos. Esto permite mantener una conexión con nuestros hijos.
Siempre lleven un libro con ustedes, de esta forma pueden aprovechar los tiempos de espera para leer.
Hacer de la lectura un hábito diario, no importa el tiempo que le dediquemos, lo importante es que lo hagamos sin falta cada día.
Antes de comprar un libro es muy válido informarnos de qué trata; no debemos comprarlo solamente porque está de moda.
Jamás imponer un libro a nadie; siempre se debe escoger en función de sus intereses. De esta forma se leerá por diversión y no por obligación.

Nombre: Carla Jarrín
Facebook: Carla Jarrín

Comentarios

comentarios