Cómo mantener la pasión de ser mamá

Sabemos que los hijos son una herencia del SEÑOR (Salmo 127:3), pero muchas veces estamos tan cansadas que no vemos en nuestros hijos esa recompensa que Dios nos promete. Sin embargo, hay maneras de mantener la pasión de ser madre:
1. Mantén tu propia relación con Dios.
No podemos dar lo que no hemos recibido. Al pasar tiempo nutriéndonos de la presencia de Dios en oración, leyendo su Palabra, asistiendo a una iglesia, tendremos un fundamento sólido para que podamos bendecir a nuestros hijos. Tal como el hombre sabio de Mateo 7, si construimos el cimiento de nuestra casa en la roca, podremos resistir las tormentas de la vida.
2. Mantén tu relación con tu esposo.
Un matrimonio bien fundado crea un ambiente estable para que los hijos florezcan ¡y la mamá también! No somos sólo mamás, también somos mujeres integras y nos toca desarrollar las otras relaciones importantes en nuestras vidas también. Buscar un tiempo para hablar con otro adulto acerca de nuestros sueños, retos, de nuestro caminar con Dios, etc., nos ayudará a ser mamás felices.
3. Diviértete con tus hijos.
Los momentos divertidos no requieren de mucho dinero ni planificación. Una fiesta de baile en la cocina con las ollas en nuestras cabezas puede crear momentos inolvidables para ti y tus hijos. Cantar juntos en el carro, contar bromas en la mesa, salir a caminar para disfrutar del sol y las flores…
Los días con nuestros hijos pueden parecer eternos pero los años vuelan rápido. Aprovechemos de los momentos que Dios nos concede con nuestros hijos para crear lindas memorias.

Nombre: Beth Saavedra
Ministerio: Iglesia La Viña Quito Sitio
Web: lavinaquito.com

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-30T16:26:30+00:00 30 Enero, 2017|Uncategorized|

About the autor:

Soy Vero, me encanta leer, cantar, reír y comer chocolate. Mi anhelo es ser una mujer que anima a quienes tiene cerca. Mi esposo y mis dos hijos son la forma tangible en que Dios me muestra su amor cada día. Me apasiona la radio porque es una herramienta poderosa para compartir esperanza y alegría.