¿Cómo están tus bases?

La Torre Inclinada de Pisa fue planificada por sus constructores para que permaneciera en posición vertical como todas las torres, pero comenzó a inclinarse tan pronto como se inició su edificación en el siglo 12. Debido a que sus cimientos solamente tienen unos 3 metros de profundidad, el suelo comenzó a ceder y ha seguido haciéndolo desde entonces.

Nosotros también somos constructores, pero no de torres de cemento, sino de carne y hueso, así son esas vidas pequeñas que llegan al mundo tras una espera de nueve meses. Todos queremos que su crecimiento sea “vertical”, sin inclinaciones negativas que desvirtúen la plenitud de su vida.

De nuestra ingeniería a su temprana edad dependerá la solidez de su carácter cuando sean adultos. Los cimientos profundos los encontramos en la palabra de Dios, ella contiene valores eternos que construyen hombres y mujeres de valor.

Comentarios

comentarios

Por | 2015-08-26T08:46:24+00:00 26 Agosto, 2015|Vida Cristiana|

About the autor:

Tras una amplia trayectoria en diferentes medios de comunicación, escribiendo y leyendo noticias, me siento realizado, más aún cuando cada día, a través de los micrófonos de HCJB, puedo dar “buenas noticias” a los amigos de la sintonía. Anhelo seguir de la mano de “Papá Dios” no para ser un comunicador cristiano, sino un cristiano comunicador.