Cómo Encontrar Bendición en Nuestro Trabajo

El escritor Os Hillman comenta que Jesús se enfocó en el mundo laboral, donde las personas pasaban la mayor parte de su tiempo. De sus 132 apariciones de Cristo en el Nuevo Testamento, todas, a excepción de 10 se produjeron en el ámbito laboral. También es interesante observar que de los cuarenta encuentros divinos y milagrosos enumerados en el libro de los Hechos, 39 sucedieron en el ámbito laboral, comenta Hillman.

 Cristo no solo identificó y ministró a los que estaban en el ámbito laboral, sino que también redimió el trabajo. La muerte de Jesús restauró las cosas que se perdieron en la “caída” del hombre en el jardín del Edén. En este contexto, Dios Padre busca reconciliar  consigo todas las cosas, tanto las cosas que están en la tierra como las que están en el cielo, expresa Os Hillman.

 Jesús, restauró todas las cosas incluyendo la relación entre la humanidad y su trabajo. Dios ha restaurado, a través de Cristo,  el gozo que en un principio planeó para que se viviera con el trabajo. La actividad laboral,  tiene un sentido más allá de lo productivo, es el espacio en el cual también Dios ejecuta su propósito en cada persona.

 El sacrificio expiatorio de Jesús se convirtió en la fuente de restauración para todo lo que se había perdido en el jardín del Edén, incluyendo el deleite por el trabajo.

Una nueva manera de ver el trabajo puede hacer la diferencia entre ser simplemente un empleado o ser una persona que hace brillar la luz de Dios en su campo laboral. Para el cristiano por lo tanto no hay una separación entre vida laboral y vida espiritual, pues el trabajo debe ser parte de la experiencia espiritual y ministerial de toda persona que cree en Cristo. La actitud y rendimiento laboral  es además un acto de adoración a Dios 

 El trabajo que tu realizas debe ser hecho como para Dios, como una expresión de amor y no para ser alabado por las personas, esta diferencia hace la excelencia.    

Comentarios

comentarios

Por | 2017-05-02T09:11:13+00:00 2 Mayo, 2017|Vida Diaria|

About the autor:

Soy apasionado por mi familia, por las comunicaciones cristianas y por el café. Me encanta escribir y hablar, sembrar árboles y hacer negocios para el Reino de Dios. Me asombra la tecnología y el ciber-mundo donde me siento un forastero estupefacto.