Carta- A ti, que te graduaste.

A ti, que te graduaste.

Una etapa termina en tu vida para dar pie a una nueva.

Has pasado largos años en los que has compartido grandes momentos con otras personas, has vivido experiencias inolvidables; hiciste amigos que probablemente conservarás durante el resto de tu vida, te aventuraste en ese viaje que tanto te asustaba en un principio, pero que sin duda repetirías ahora mismo si te dieran de nuevo la oportunidad.

Todo un sinfín de momentos que han marcado un antes y un después.

No todo fue color de rosa, desvelos, sacrificios y días que parecían nunca terminar.

Sin embargo, todo eso ya forma parte de tu pasado, tu presente te dice: ¡Lo lograste!

Estos años te han hecho madurar y crecer. Ahora eres una persona más independiente.

Puede que no tengas un trabajo todavía o que tampoco tengas del todo claro qué camino quieres que tome tu vida, pero tienes algo que vale más que cualquier cosa: libertad y a Dios de tu lado!.

Este es tu momento, así que no lo desperdicies.

Aprovecha el fin de esta etapa para relajarte, reflexionar y, sobretodo, disfrutar al máximo lo que viene. ¿Qué mejor momento para lanzarse a vivir esa aventura soñada que ahora?

Lo importante es que no te precipites. No te dejes llevar por el miedo y las inseguridades, conviértete en el único dueño de tus decisiones.

De seguro Dios te guiará en este nuevo comienzo, buen trabajo!

Un abrazo de amor.

Comentarios

comentarios

By |2018-05-02T13:09:01+00:002 mayo, 2018|Vida Diaria|

About the Author:

Soy Karol Denysse, amo la música, cantar es mi pasión; la comunicación mi vocación. Me gusta el mar y comer mariscos. Sonreírle a la gente y dar abrazos hacen que mis días sean mejores. Mi familia es mi prioridad y caminar de la mano de Jesucristo le ha dado un propósito a mi vida.