1. TÉ VERDE

El té verde sin azúcar sacia la sed, activa el metabolismo y tiene efectos prebióticos (fibras no digeribles que estimulan el crecimiento de bacterias buenas en el intestino). Se puede consumir frío o caliente.

  1. AGUA CON LIMÓN Y PEPINO

Dale un poco de alegría a tu vaso de agua con unas rodajitas de pepino y algo de limón: tiene muy buen sabor y estimula el metabolismo.

  1. BATIDO DE SANDÍA

Una bebida refrescante de sandía sabe genial y sienta de maravilla. Esta fruta tiene mucha agua y es rica en potasio, por lo que ayuda a reducir la sensación de hinchazón en el estómago. Además, contiene muy pocas calorías.

  1. TÉ DE MENTA

Entre todos los beneficios que tiene la menta, destaca por ejemplo su capacidad de aliviar los dolores y la inflamación muscular, por lo que un té de menta puede ser la bebida perfecta para aliviar el hinchazón en el vientre. Para potenciar el sabor, lo mejor es colocar la menta fresca en la taza y verter el agua caliente sobre esta. Deja reposar el té unos minutos.

Comentarios

comentarios