Ayudemos a nuestros hijos a tomar decisiones

¿Has pensado alguna vez que necesitamos tener un manual de instrucciones para saber qué hacer y cómo reaccionar en asuntos específicos relacionados con los hijos? Tengo que confesarte algo… esta área es un desafío sobre todo porque no hay una receta que nos asegure el éxito, sin embargo, hay algunas o muchas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a tomar buenas decisiones.

 

  • Transferir nuestra fe: Porque tenemos que ver esta área como el legado más importante que vamos a dejar a nuestros hijos, en este proceso, podemos enseñar sabiduría, a tomar decisiones que agraden al Señor.
  • Dejar que nuestros hijos se equivoquen: Esta es una gran oportunidad que tenemos para sembrar en ellos un estilo de vida diferente, invirtiendo tiempo para orar, para pensar y dejar que Dios haga su voluntad en sus vidas.
  • Estar comprometidos con nuestros hijos: Este compromiso es para toda la vida, estar cercanos, permanecer atentos a sus sueños, a lo que quieren lograr y apoyarles en todo momento.
  • Dar y hablar bendición a sus vidas: Esto es algo que disfruto mucho porque como madre, tenemos autoridad en la vida de nuestros hijos y es hermoso escuchar palabras de bendición a nuestras vidas.

 

La oración nos hace vivir de una manera diferente, nos hace depender de Dios, nos permite confiar en Él, nos hace fuertes en medio de una prueba, no permitas que este tiempo sea robado por distracciones que no echan raíces en lo que realmente importa: Tu familia.

 

Bibliografía:

 

  1. “Hijos Exitosos” – Sixto Porras
  2. “El cohete fe” – Dr. John Trent y Jane Vogel
  3. “La Bendición” – Dr. John Trent y Gary Smalley
  4. “El poder de bendecir a sus hijos” – Mary Swope

Comentarios

comentarios

By |2018-12-03T10:57:56+00:003 diciembre, 2018|Familia|

About the Author:

Soy Vero, me encanta leer, cantar, reír y comer chocolate. Mi anhelo es ser una mujer que anima a quienes tiene cerca. Mi esposo y mis dos hijos son la forma tangible en que Dios me muestra su amor cada día. Me apasiona la radio porque es una herramienta poderosa para compartir esperanza y alegría.