AMADO DIOS.

Conozco que mis palabras pueden construir o destruir, lo he palpado, y sé también que me creaste para bendecir a otros, para llevar esperanza.

Ayúdame por favor:

*A ser sincera delante de la gente.

*A que cuando quiera lastimar porque algo me parezca injusto, o me hayan lastimado a mi primero; mi silencio sea más bello que las palabras duras que pueda pronunciar.

  • A tocar el corazón de los que amo con cada gesto y actitud.

  • A tener mis ojos abiertos a la bondad y mis manos extendidas a la misericordia.

*A no juzgar, a mirar a través de tus ojos.

  • A consolar con amor y sinceridad.

  • A perdonar y no buscar vengarme.

  • A mirar lo mejor de la gente, a encontrar su tesoro.

  • A provocar sonrisas y no lágrimas.

Por sobre todo Señor, ayúdame a entender que soy responsable de todo lo que diga y haga; a reconocer que la sabiduría viene de ti y que sin tu guía nada soy.

Ayúdame, a reflejar tu luz, tu paz y tu libertad; que cuando alguien me vea y me escuche, te vea y te escuche a ti.

Todo esto tú lo has compartido conmigo, ahora es tiempo de que yo lo haga con otros.

De corazón, ayúdame.

Comentarios
Por | 2018-04-17T08:56:35+00:00 17 abril, 2018|Vida Cristiana|

About the autor:

Soy Karol Denysse, amo la música, cantar es mi pasión; la comunicación mi vocación. Me gusta el mar y comer mariscos. Sonreírle a la gente y dar abrazos hacen que mis días sean mejores. Mi familia es mi prioridad y caminar de la mano de Jesucristo le ha dado un propósito a mi vida.