La anemia puede deberse a una falta de hierro, de vitamina B12 o de ácido fólico. Asegúrate de añadir estos alimentos a tu dieta habitual.

  1. ALFALFA GERMINADA

Los brotes contienen cerca de 1 mg de hierro por cada 100 g, y 8,20 mg de vitamina C, que favorece la absorción del hierro no hemo de origen vegetal.

  1. AVENA

Unos 100 g aportan 4,7 mg de hierro, con lo que supera a la carne, que está en torno a los 3 mg. Una taza aporta el 60% de las necesidades diarias de este mineral.

  1. HIGOS SECOS

La mayoría de sus nutrientes están muy concentrados: 100 g aportan 2,23 mg de hierro, frente a los 0,37 mg de los higos frescos. Cinco piezas cubren el 10% de las necesidades diarias.

  1. KIWI

Su alto contenido en vitamina C (98 mg/100 g) mejora significativamente la absorción de hierro.

  1. LENTEJAS

Una fuente muy buena de hierro (9 mg/100 g), aunque al ser de tipo no hemo (vegetal), deben ingerirse con alimentos ricos en vitamina C. También aportan grandes cantidades de nutrientes que propician la formación de hematíes, como los folatos (215 mcg/50 g) y el cobre (0,425 mg/50 g).

Comentarios

comentarios