Alimentación e hiperactividad en los niños

no comer

El trastorno por déficit de atención – hiperactividad (TDAH), es una condición médica, neurobiológica que se manifiesta con disfunciones en el comportamiento y distorsiones cognitivas.
Respecto a su origen el mundo científico presenta una gran controversia, dándole un origen multifactorial. Lo cierto es que como todo nuestro cuerpo es integral, cuando se desarrolla una patología no solo se debe a un elemento como el factor genético, sino a toda la interrelación del ser humano, medio ambiente, estado emocional etc.
En muchos de los casos, se ha sometido a niños que padecen este síndrome a dietas exageradas y restrictivas, que lo único que han causado es más estrés, y por lo tanto no hay mejoría.
Contrario a lo que se ve en muchos artículos de internet, sin base científica. No existen ¨dietas milagrosas¨, pero sí un tratamiento que ayuda junto con el resto de elementos que influyen al niño de modo integral.
Hace más de 30 años el pediatra y alergólogo Ben Feingold, desarrolló una dieta para tratar las alergias infantiles. En el caso de los niños con TDAH, se vio una mejoría significativa en los estudios realizados. Algunos científicos a partir de este descubrimiento han desarrollado más aportes sobre este tema. La Escuela de Psicología de la Universidad de Southampton luego de las pruebas y estudios realizados a un grupo de más de 300 niños, llegaron a la conclusión de que es innegable una mejoría en los niños que llevan una alimentación adecuada.

LO QUE NO DEBEN COMER.
Según los estudios de Feingold existen alimentos que favorecen el comportamiento nervioso y la irritación, así como el estrés del niño:
• Colorantes artificiales de todo tipo, presentes en jugos procesados, salsa de tomate etc.
• Azúcar y aspartame, presente en jugos, bebidas azucaradas o bajas en azúcar con edulcorante aspartame.
• Potenciadores sintéticos del sabor como glutamatos, nitratos, nitritos, presentes en embutidos, mayonesas, frituras etc.
• Conservantes sintéticos, presentes en productos procesados.
• Comidas rápidas.
• Lácteos, que producen irritabilidad intestinal y trastornos de comportamiento.
• Grasas saturadas o hidrogenadas, como carne de cerdo, manteca de chancho, margarina, presentes en panes y galletas.

LO QUE SÍ DEBE COMER.
De la misma forma que hay alimentos que promueven los nervios y la ansiedad, hay otros alimentos más recomendados para los niños con TDAH.
• Pescado pequeños con escamas, que cuentan con omegas o aceites esenciales, estos favorecen el desarrollo neurológico. Se debe tener cuidado con peces grandes y aquellos criados en zonas industriales, pues son más propensos a la contaminación por plomo. Se ha demostrado que un niño que ha sufrido contaminación por plomo tiene mayor riesgo de desarrollar una conducta antisocial y agresiva.
• Grasas beneficiosas como aceite de aguacate, coco u oliva, convenientes para el buen funcionamiento del cerebro y del cuerpo en general.
• Sal marina, y todo lo que absorbe nutrientes de las sales marinas. Son muy buenos conductores eléctricos, que ayudan al buen desarrollo químico cerebral, junto con el magnesio. (ver artículo de la importancia del magnesio).
• Carnes de animales con menor alteración emocional. Es importante pensar que cuando comemos un animal, estamos ingiriendo sus emociones. Es por esto que si a un niño que tiene TDHA, le damos una dieta hiper-proteica basada en carne de animales con mayor alteración emocional al momento de su sacrificio, tendremos de seguro, alteraciones en el niño o persona que lo consuma. La carne de cerdo, y res, producen mayor alteración emocional que la carne de cordero, borrego, llama, pescados.
• Verduras y proteínas del mundo vegetal, es necesario escoger alimentos frescos.
• Tomates, frutos secos, cítricos, frutos rojos son alimentos ideales para reducir el nerviosismo y la agitación característicos de los niños hiperactivos.
• Cereales integrales. Darle al niño un plato de avena por la mañana es muy apropiado pues fortalece el sistema nervioso facilitando el auto-control.
• Manzana con cáscara es excelente para tratar ansiedad y estrés, pues tiene propiedades relajantes.

La alimentación es un factor determinante en el caso del TDHA. Se da un incremento de energía acumulada por el consumo de alimentos hipercalóricos, con exceso de carbohidratos simples, azúcares y grasas saturadas. Estas últimas afectan en gran manera pues 1 gr de grasa proporciona 9 kcal, mientras 1 gr de carbohidrato proporciona 4 kcal.
Hay que entender que los carbohidratos complejos, tienen cadenas moleculares más extensas, que hacen que la energía de los alimentos sea liberada lentamente.
Si a un niño con este síndrome le damos azúcar, aún en forma de frutas con alto índice glucémico, no solo afectará su glucosa, sino que intensificará sus niveles de energía acumulada.
Es común en los niños ecuatorianos tener una dieta alta en carbohidratos con poco valor nutricional y sin fibra. No es nada raro ver un plato que incluye hasta 3 tipos de carbohidrato y nada de verduras.
Una alimentación sana y equilibrada es la dieta ideal para cualquier niño, más aún en los niños con TDAH. Es necesario promover en ellos una adecuada masticación que evite la ansiedad al comer. Se necesita establecer pautas alimenticias que le ayuden al niño hiperactivo a mejorar su relación con la comida.
Involucrar al niño en la elaboración de las comidas, con recetas sanas y divertidas. Crear con ellos un cronograma con actividades culinarias durante la semana les ayuda a establecer rutinas agradables que calmarán su ansiedad y mejorarán su atención.
Sentarse a la mesa sin discusiones, sin prisas, con toda la familia reunida y tener regulados los horarios de las comidas son condiciones indispensables para reducir la agitación del niño hiperactivo. Un buen ambiente en la mesa es fundamental para que el niño no se ponga nervioso a la hora de comer. Los niños con hiperactividad necesitan sentirse escuchados, entendidos y no criticados. Es muy importante volver a compartir con ellos espacios como la mesa, juntar la familia para afianzar su relación y confianza con las personas más cercanas.

Por:
NUTRI CHEF RUBEN MOSQUERA
Director Escuela de cocina y nutrición NUTRICHEFSITOS
Facebook – youtube NUTRICHEFSITOS
3280502 – 0992584688
Conferencias y talleres – Catering y eventos

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:16:24+00:00 3 Marzo, 2016|Salud|

About the autor: