Reconocidos por su poder analgésico y antigripal, el ajo y el jengibre también forman parte del grupo de alimentos contra el cáncer.

Investigadores de Nueva Zelanda,  concluyeron que debido a sus propiedades anti-cancerígenas, al mezclarlos e integrarlos a tu dieta regular son de utilidad para prevenir y tratar el cáncer de cualquier tipo.

Por sí solo, consumir ajo es efectivo en el tratamiento contra el cáncer de estómago y colon y para evitar y curar el cáncer de pulmón, próstata, de mama o el de vejiga.

El jengibre es de utilidad en el tratamiento contra el cáncer de cualquier tipo, pero en especial el de colon.

¿Cómo combinarlos?

La pasta ideal de jengibre y ajo se obtiene al triturarlos en un mortero, en cantidades iguales. Puedes añadir un poco de agua para conseguir una mejor textura o rayarlos y luego machacarlos con el mortero.

Lo ideal es prepararla el día en que se va a consumir, aunque lo puedes guardar en un recipiente hermético dentro del refrigerador, pero no por mucho tiempo.

Beneficios del ajo

El ajo siempre ha sido una especia culinaria muy apreciada en toda la historia y, de hecho, hay registros en sánscrito que documentan remedios fabricados a base de ajo hace aproximadamente 5.000 años. Más adelante, llegó a denominarse “penicilina rusa”, debido a sus propiedades antibacterianas. Repasemos todos sus beneficios.

Comentarios

comentarios