A ti, que te enamoras de ella

Sé que la amas, pero sé que eres humano y tienes emociones variables, es probable que la ames de formas incorrectas. Espero que seas consciente de tu amor por ella. Espero que sepas que eso es lo que mantendrá fuerte tu relación.

Recuerda como lucía la primera vez que la viste. Ella era todo lo que habías deseado; en su belleza, su naturaleza, su sentido del humor o su independencia, hay algo en ella que no has encontrado en nadie más.

Si la amas, mantenla de esa forma: Mantén su belleza, su bravura; mantenla completa. Aunque ella es artífice de su propio destino, deseo que entiendas que juegas un papel muy importante en su vida. Cómo la tratas determina cómo se ve a sí misma, puedes hacerla brillar o hacer que se pierda. Si la amas, no la destruyas.

Si ella está contigo, debes saber que ha vencido sus miedos e inseguridades para estar contigo; ha superado su pasado y ha decidido darle otra oportunidad al amor, te ha entregado su corazón. No la dejes caer. Debes estar siempre presente; nada la destruiría más que tu ausencia emocional.  Destruirás cada centímetro de su ser si sólo la amas cuando la soledad te inunda, sólo cuando tus inseguridades y miedos te atacan.

Sé que tus propios sufrimientos pueden haberte destruido, pero no  la ames sólo para que lleve toda tú carga emocional. No la ames si solo la quieres para que te arregle, debes saber que ella lo hará sin que te des cuenta. Su amor y existencia sanarán cada parte de ti.

No la trates como si estuviera rota, está completa con todas sus piezas, aún con cicatrices y marcas, abrázala con ellas, no le agregues más. Haz que vea que ya pasó el tiempo de las relaciones destructivas y que contigo está a salvo.

Si la amas, hazlo con todos sus defectos e inseguridades; es tan imperfecta como tú y solo espera compartir esa imperfección contigo. Ella quiere desnudar su alma frente a ti y ser ella misma, loca, salvaje y libre.

Si no estás listo para aceptar quién es, la destruirás. Y si la destruyes, tarde o temprano te arrepentirás de querer tomar su mano y que la suya ya no esté allí para ti.

Pero si eres valiente, harás lo correcto a tiempo y disfrutarás de su abrazo, su cabello y su aroma por el resto de tu vida. ♡

Comentarios

comentarios

By |2018-03-06T20:59:30+00:006 marzo, 2018|Vida Cristiana|

About the Author:

Soy Karol Denysse, amo la música, cantar es mi pasión; la comunicación mi vocación. Me gusta el mar y comer mariscos. Sonreírle a la gente y dar abrazos hacen que mis días sean mejores. Mi familia es mi prioridad y caminar de la mano de Jesucristo le ha dado un propósito a mi vida.