A ti, hermana de otra sangre

Los años siguen pasando y nosotras seguimos juntas, hemos pasado tantas cosas, tenemos tantos recuerdos, que ya puedo ver nuestra vejez, meciéndonos en las sillas mientras contamos nuestras locas anécdotas a las generaciones que tenemos sentados en el suelo riéndose de nuestra divertida juventud, también puedo ver cada una de las noches que pasamos en vela llorando porque nos rompieron el corazón.

Siempre que doy un vistazo a mi pasado, ahí estás, siempre tu rostro está dentro de mi vida, en las buenas, en las malas y en las peores, eres la guerrera que siempre está ahí para mí, y de sobra sabes que yo siempre estaré para ti.
Eres el hombro en el que lloro, la almohada en la que me desahogo, eres como mi hermana, con diferente ADN, la verdad es que los amigos son la familia que podemos elegir, y tú eres mi mejor amiga, mi familia opcional, tu casa es mi segundo hogar.

Me toca a mí decirte la verdad, por muy dura que esta sea. Lo cierto es que eres un espécimen raro, lejos de la perfección, eres tan imperfecta y maravillosa que la persona que está a tu lado, es afortunada! Sabes que estaré ahí cuando seas feliz y también cuando te rompan en mil pedacitos el corazón.
Te admiro, eres fuerte, eres bella, por dentro y por fuera, no sé cómo lo haces pero lo que quieres lo consigues, eres mi pata más fuerte en la mesa de la vida, sabes que hay muchas personas a mi alrededor pero de todas, tú eres mi favorita, y por mucho.

Quiero agradecerte por toda la paciencia que has tenido al ser mi amiga, me has dedicado tanto tiempo que temo no haber hecho lo mismo por ti, pero sabes que siempre estaré para ti, me da fuerza lo que siempre me dices: “tengo fe en ti”; contigo  a mi lado hasta equivocarme es divertido.

Quisiera tener el poder de obsequiarte el boleto que te lleve directo a tus sueños, pero sé que aún sin esos ellos llegarás.

Y ¿sabes?, quiero estar ahí cada que logres un objetivo, y ten por seguro que estaré cuando no lo logres.
Eres de esas personas que cuando las tengo a mi lado no tengo miedo de seguir en el difícil camino de vivir, venga lo que vega, llegue quien llegue, se vaya quien se vaya, somos de esas que siempre estarán la una con la otra, para echarse porras, ayudarse, y tomar las bromas como halagos.

El destino está escrito, eres mi familia, la hermana que elegí, y la familia siempre está unida…
Dios me regaló una aliada.
Bienvenida a mi vida para siempre, mejor amiga.

Tomado y adaptado de: Wapa/ Sociales.

Comentarios
Por | 2017-11-08T03:46:29+00:00 8 noviembre, 2017|Vida Diaria|

About the autor:

Soy Karol Denysse, amo la música, cantar es mi pasión; la comunicación mi vocación. Me gusta el mar y comer mariscos. Sonreírle a la gente y dar abrazos hacen que mis días sean mejores. Mi familia es mi prioridad y caminar de la mano de Jesucristo le ha dado un propósito a mi vida.