A finales de octubre se conocerá cuantos cóndores hay en Ecuador

Foto: www.eltiempo.com.ec
Un cóndor ingiere unos 5 kg de carne en un día y puede ayunar hasta 5 semanas

Los resultados sobre el número mínimo de cóndores en el país, su estructura demográfica y su estado actual de conservación se conocerán el próximo 26 de octubre, expresó Cristián Terán, subsecretario de Patrimonio Natural.

El proyecto empezó el pasado 29 de septiembre, como parte del Primer Censo Nacional de Cóndores que realiza el Ministerio del Ambiente (MAE), momento desde el cual se observó que se localizan 60 dormideros a escala nacional

Para la ejecución de esta iniciativa se diseñó un protocolo con mapas de los dormideros seleccionados en 11 provincias y cartas topográficas con información de los sitios donde viven. Esto permitirá garantizar sus procesos reproductivos y fortalecer las condiciones de vida. “Amparar y preservar la vida de esta legendaria especie, aún amenazada, permitirá lograr un equilibrio en el ecosistema”, indica Terán.

El día transcurre en Píntag, son las 07:45 y desde la parte más alta de las montañas, donde parece que el cielo se une con las cubres, un cóndor macho vuela. Planea por los riscos y rápidamente se pierde entre el cielo nublado. Saldrá el sol, dice Wladimir Ushiña, quien creció admirando estas aves en la parroquia de Píntag, pues según la leyenda inca, el cóndor era el responsable de que el astro rey aparezca cada mañana. Con su energía era capaz de tomar los luminosos rayos y elevarlos a montañas, iniciando el ciclo vital.

Ushiña aprovecha para contar las aves que sobrevuelan el lugar, él ha contado a cerca de 28 cóndores.

Por su cercanía con esta especie en peligro de extinción conoce su comportamiento. Dice que cuando localizan la carroña no descienden a comer inmediatamente, sino que se limitan a volar sobre esta o se posan en algún lugar desde donde se la vea claramente.

Pueden pasar uno o dos días hasta que finalmente se acercan a la presa. Comienzan a alimentarse en los puntos más accesibles o blandos, es decir, ojos, lengua, ubre, testículos, abdomen y entrepierna. Con sus fuertes y cortantes picos desgarran los tejidos y abren la piel lo que facilita la alimentación de carroñeros de menor envergadura. Un cóndor ingiere unos 5 kg de carne en un día y puede ayunar hasta 5 semanas. Fuente: El Telégrafo.

Comentarios

comentarios

Por | 2017-01-29T18:17:51+00:00 19 Octubre, 2015|Noticias|

About the autor: