5 puntos sobre ser cristiano

Es frecuente la crítica a quien dice ser cristiano, evangélico, protestante o seguidor de Jesús. Esos términos están asociados a la perfección, a una inequívoca manera de vivir, a permanecer en una burbuja anticontaminante que coloca al creyente sobre los simples mortales. ¡Bah! Aquí les traigo 5 puntos sobre ser cristiano, para los que son y, para que los que no lo son, dejen de… importunarnos con sus comentarios.

  1. Ser cristiano es ser imperfecto. La gente que abraza o se acerca al cristianismo es por la total imperfección de sus vidas, por el pasado oscuro que puedan tener, porque tenemos miles de errores. En palabras de Jesús: Los sanos no necesitan médico, sino los enfermos.
  2. Ser cristiano no es ser buenito ni decir sí a todo. Tenemos carácter, cada uno tenemos una personalidad y no estamos para pintar de rosado la vida de la gente. Que sea cristiano no quiere decir que tengamos que hacer todo lo que otros quisieran que hagamos.
  3. No todos somos iguales, de hecho, existen más diferencias entre cristianos que con respecto a otras creencias. Que tu amiga crea que es pecado pintarse las uñas no significa que todos creemos lo mismo. Las diferencias en la música son cosas de forma, en el fondo es donde está lo que verdaderamente importa.
  4. También pecamos, no se si tanto como tú 🙂 , pero lo hacemos. Nuestro deseo es seguir siendo renovados por Dios, día a día, renunciar a lo que nos hace daño. No vivimos en una burbuja, también nos molestamos, frustramos, enojamos, pero procuramos cada día rendirnos más y que Jesús gane en nosotros.
  5. Tratamos de ser como Jesús, pero eso toma tiempo. No verás perfección en una semana, ni en un mes, ni en un año. Cambiar mi vida puede tomarme todos los días hasta morir, la clave es seguir caminando.

 

Escrito por: Jimmy Sarango | Sitio web: www.jimmysarango.com

Comentarios

comentarios

Por | 2017-07-28T14:52:17+00:00 28 Julio, 2017|Vida Cristiana|

About the autor:

Soy un joven al servicio de los jóvenes. Disfruto aprender y compartir con otros las lecciones que Dios me ha permitido vivir. Soy músico aficionado, fotógrafo improvisado y bloguero por gracia de Dios.