33 casos sospechosos de zika analizados en el Ecuador

Foto: El Comercio de Ecuador

En Guayas, Manabí y Azuay existe la mayor parte de casos sospechosos de zika que son analizados en el Ecuador. El proceso está a cargo del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi). Hay en total 33 casos sospechosos, según el tercer boletín epidemiológico del Ministerio de Salud Pública.

De los 17 casos confirmados, nueve son autóctonos y ocho importados. La Cartera de Estado desarrolla una campaña puerta a puerta para dar información, especialmente a mujeres embarazadas en zonas de riesgo. A ellas se les recomienda dormir con toldo, utilizar repelente tipo infantil y ropa clara que proteja contra picaduras de insectos, camisas de mangas largas, pantalones largos y zapatos cerrados. “Es indispensable que las mujeres acudan al control materno desde el momento en el que confirman su embarazo”, señaló la ministra de Salud Margarita Guevara.

También hay brigadas encargadas de eliminar posibles focos de reproducción del mosquito transmisor, como latas, tarrinas y recipientes donde se acumule agua lluvia. Se ha descubierto una relación entre el zika y los nacimientos de niños con microcefalia en Brasil. En ese país se registraron hasta ayer 4 000 casos en recién nacidos.

El zika es una infección causada por la picadura del mosquito del género Aedes que se haya contagiado con el virus. Tres de cada cuatro personas pueden no desarrollar síntomas. Y en los afectados, los síntomas pueden durar entre dos y siete días. En algunos casos podrían existir complicaciones neurológicas (síndrome de Guillain Barré y meningoencefalitis), y complicaciones autoinmunes (púrpura trombopénica, leucopenia). Para estas personas se requiere hospitalización, según el Ministerio de Salud de Ecuador.

Ante cualquier sospecha del zika se debe acudir a un centro médico. Hasta el momento no hay registros de que el zika sea mortal. Los síntomas son fiebre leve, sarpullido, conjuntivitis, dolor muscular de articulaciones y malestar general. No hay una cura o vacuna para el virus, sin embargo se adelantan estudios que puedan derivar en una alternativa.

Fuente: El Comercio de Ecuador

Comentarios
Por | 2017-01-29T18:16:40+00:00 28 enero, 2016|Noticias|

About the autor: